Cómo pintar y barnizar las puertas de casa

Mucha gente opina que renovar las puertas de casa es una tarea tediosa y complicada, lo que se traduce en puertas pasadas de moda o con una decoración desactualizada. Y claro, desde Deco and Lemon queremos enseñarte que es una actividad de lo más sencilla que solo requiere de ganas, buenos materiales y herramientas. ¡Descubre en nuestro nuevo post cómo cambiar el espacio de este elemento fácilmente!

¿Qué materiales necesito para pintar y barnizar puertas?

En primer lugar, piensa en el color que piensas darle a tu puerta y si vas a pintarla o simplemente renovarás el barniz.

Si te decantas por darle un nuevo color, nosotros recomendamos los blancos y los grises claros, pues aportarán amplitud y luminosidad a las estancias. Por el contrario, si sólo vas a barnizar, no elijas tonalidades oscuras, pues el resultado será de una puerta envejecida y antigua.

Para pintar puertas de madera, desmóntalas

Es verdad que es una actividad que requiere de mayor esfuerzo, pero es mejor hacer un buen trabajo que tardar menos y hacer una chapuza. Eso sí, no te olvides de retirar también la manilla o pomo.

Puedes aprovechar también este paso para renovar los elementos anteriores por otros más modernos, si así lo prefieres.

Para barnizar y pintar puertas ya pintadas necesitas proteger el suelo

Importante, antes de proceder a la tarea, protege tus superficies. Utiliza cartones y plásticos para que no se manchen ni deterioren y coloca la puerta en posición horizontal con una mesa o tablones.

Si te pones a pintar o barnizar una puerta de forma vertical, puede chorrear y quedar marcas. Y, tal y como hemos mencionado anteriormente, hay que esforzarse para que el resultado sea el deseado.

Barnizar y pintar puertas sin lijar es un error común

Lo hemos indicado en anteriores post al hablar de muebles renovados. Cuando estamos ante un mobiliario de madera, lo mejor es lijar previamente para retirar el barniz y la pintura que permanecía en el artículo.

Piensa que, si lijas la puerta y queda uniforme, será más sencillo que la pintura y el barniz se adhieran durante más tiempo. En el caso de que quieras únicamente barnizar, hay que lijar hasta que la superficie sea el color real de la madera.

¿Es necesario aplicar imprimación?

Si te has decantado por pintar con laca, sí, necesitas aplicar imprimación para mejorar la fijación y que el color quede igual al que has comprado. Si ves que amarillea, no te preocupes, es lo habitual cuando el barniz anterior era oscuro.

¡Es momento de pintar y barnizar la puerta!

Una vez que se haya secado la imprimación, ponte a pintar. Nuestro consejo es que siempre sea en la dirección de la veta y con rodillos pequeños. No los cargues demasiado y tampoco te pases con las pasadas. ¡Con paciencia conseguirás un resultado insuperable!

Ahora que conoces todos los pasos para pintar y barnizar tus puertas, es momento de ponerse manos a la obra. Demuestra que eres un gran manitas y visita Deco and Lemon para adquirir todo lo necesario. ¡Estaremos esperándote!