Las personas que aman la intimidad en sus exteriores, balcones o terrazas, saben de los beneficios de instalar una malla de ocultación. Un artículo que protege de la mirada de extraños y, además, es muy sencillo de poner. Pero, ¿conoces los pasos? No te preocupes, en Deco and Lemon te traemos todo lo necesario para ponerte manos a la obra. ¡Vamos a ello!

Instala tu malla ocultación midiendo bien la superficie

Evidentemente, el primer paso a seguir en este sentido es conocer muy bien las medidas de la superficie en la que vamos a añadir la malla de ocultación. Dicho esto, en Deco and Lemon siempre recomendamos comprar un poco más de este producto para no quedarnos cortos.

En caso de apostar por una doble malla para tener una ocultación completamente opaca, habrá que comprar dos veces las mismas medidas.

Las herramientas para colocar mallas de ocultación

Como cabría esperar, el segundo paso a la hora de añadir mallas de ocultación en nuestros exteriores es acudir a una tienda de bricolaje y jardinería, como nosotros. Allí se deberán comprar los materiales necesarios y empezaremos a colocar la pieza desde un extremo de la barandilla. Todo dependerá de la superficie (valla de madera, alambre, piedra…).

Como bricotip, aconsejamos que la tarea de fijar la malla sea entre 2 personas. De no ser así, la malla podría no quedarse tensa.

Cómo colocar la malla de ocultación poco a poco

Mientras apoyas la malla en las vallas o superficies, debes ir fijando con los correspondientes elementos (alambres grapas, clavos o bridas). Lo ideal es poner tensores cada 50 cm para evitar el efecto vela.

En este sentido, puedes poner la malla extendida y marcar los puntos en los que van a ir las fijaciones. Seguidamente, con la ayuda de un taladro, haz los agujeros correspondientes.

Pero, ¿Y si quiero unir diferentes mallas?

¡Ningún problema! Si lo que quieres una vez que has instalado una malla de ocultación es unirla con otra, es muy sencillo. Basta con agarrar los alambres que ya fijan las varillas de la primera y, mediante el uso de alicates, fijarlos con ella.

Fijación de una malla de ocultación, el paso final

Por último, pero no menos importante, es muy probable que te sobre un trozo final de malla de ocultación. En caso de que sea así, solo tienes que aflojar o cortar los alambres que sujetan las varillas, deshacerte de las necesarias y dejar aproximadamente unos 10 centímetros de más. De este modo, el elemento quedará más compacto.

Si el trozo sobrante pertenece a la parte de arriba, puedes dejar 5 centímetros de margen.

¡Tachán! Como ves, dejar tus exteriores protegidos y cubiertos es de lo más sencillo. Si estás interesado en este producto, visita Deco and Lemon y hazte con todo lo necesario. ¡Estaremos encantados de atenderte en caso de duda!