Usos de las diferentes brochas para pintar

Estás hecho todo un manitas y has decidido pintar tu casa sin contar con la ayuda de un profesional. Antes de escoger la pintura que redecorará las paredes de tu hogar, es interesante que conozcas cuáles son los tipos de brochas a utilizar. Son las herramientas más recurrentes para estas actividades y también guardan sus secretos. Para obtener un resultado de calidad, es necesario que sepas cuál elegir en cada caso. ¡Sigue leyendo y descubre cómo conseguir la casa de tus sueños!

¿Cómo debo usar la brocha?

Es fundamental que sepas manejar correctamente esta herramienta si pretendes obtener perfectos acabados en tus trabajos. Cuando estés en faena, no es recomendable que la cargues con demasiada pintura, pero tampoco escatimes. Sacude la brocha con un par de golpes en el interior del bote de pintura o bandeja para descargar el exceso. No excedas la superficie de pintura, es mejor una capa delgada. Conseguirás un mejor acabado y sin chorreaduras.

usos de las diferentes brochas deco and lemon 2

Al pintar extiende el material de manera vertical. Más tarde, “peina” con movimientos horizontales y nuevamente con verticales. Procura no demorarte demasiado en grandes extensiones, ya que la pintura se secará y se notarán las juntas. Aquí un rodillo no te vendría nada mal.

¿Cuáles son los tipos de brochas que existen?

Son unos instrumentos que poseen un mango de madera o plástico, y en su extremo un grupo de cerdas. Éstas varían en distintos anchos dependiendo de las necesidades, generalmente entre los 20 y 150 mm. El material de la cerda también es un elemento que puede cambiar de acuerdo a la calidad de la brocha o el tipo de pintura a utilizar.

usos de las diferentes brochas deco and lemon 3

Según su forma, estas herramientas pueden ser planas o redondas. Las primeras suelen terminar en punta o en plano y se utilizan habitualmente para que la pintura se pueda distribuir de forma regular por toda la superficie. Estos utensilios son los que mejor funcionan con pinturas al agua, tintes y barnices. Por el contrario, las brochas redondas son las que se usan para el resto de pinturas y para los sitios donde el rodillo no puede acceder.

Además de estos tipos, también puedes encontrar de cerdas naturales o sintéticas. En el caso de que vayas a pintar con barniz o pinturas al aceite, las primeras son las más idóneas.

Tu brocha debe tener un mantenimiento

Es de cajón. Si quieres que tus pertenencias duren lo máximo posible, tienes que saber cuidarlas. Una vez que hayas terminado de utilizar la brocha tienes que quitarle los restos de pintura para que no se sequen. En algunos casos bastará con lavarla utilizando bastante agua. Sin embargo, si has manejado barnices o esmaltes sintéticos, tendrás que usar aguarrás mineral o el disolvente utilizado con la pintura.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de brochas de los que dispones y tienes indicaciones de cómo usarlos, es hora de ponerse manos a la obra. ¡Sigue las indicaciones y consigue un resultado excelente!

Deja un comentario

* Campos Obligatorios

Uso de Cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar los servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso en cumplimiento del Real Decreto-Ley 13/2012. Ampliar información.