Da un toque diferente a tu jardín o terraza con tarimas

Si quieres darle un aspecto original a tu espacio exterior, te recomendamos que pienses en colocar tarimas en tu jardín o terraza. Si estás pensando en renovar la zona exterior de tu hogar, ten en cuenta que se te van a presentar muchas opciones, fáciles de instalar y decorativas para convertir tu jardín o terraza en una zona espectacular. Nosotros apostamos por las tarimas. ¡Sigue leyendo y descubre cuáles son las alternativas que existen!

Las tarimas son el mejor suelo para las zonas exteriores de tu casa

La instalación de las tarimas de madera sobre cualquier tipo de suelo es muy sencilla. En primer lugar, debes colocar los listones sobre una superficie nivelada. Normalmente, las lamas del pavimento suelen anclarse con grapas a los listones cuando son de algún material sintético. Existen dos tipos de maderas:

Tarimas de maderas naturales

Hay tipos de maderas que son especialmente propicias para ser utilizadas en exteriores, como las Ipe, Cumarú, Itauba, Iroko, Teka y Elondo, aunque la mayoría de maderas tienen características similares de cambios por humedad, exposición al sol, resistencia a altas y bajas temperaturas, ventilación y método de colocación.

Sin embargo, se recomienda utilizar para exteriores maderas de especies tropicales, que resultan más pesadas, duras y su estabilidad dimensional es propicia para exteriores.

Coloca tarimas en tu jardín 3

Tarimas de maderas sintéticas

Las tarimas de maderas sintéticas son conocidas como WPC (Wood Plastic Composite). A pesar de que estéticamente son algo menos vistosas que las tarimas de maderas naturales, resultan mucho más prácticas y baratas que las anteriores.

Coloca tarimas en tu jardín 2

Existen tres tipologías diferentes de tarimas sintéticas:

  • Tarimas de madera sintética huecas. Este tipo de tarimas no tienen problema con las dilataciones por el calor y la humedad, requieren un bajo mantenimiento y resultan muy fáciles de limpiar.
  • Tarimas de madera sintética macizas. Requieren también pocas preocupaciones en cuanto al mantenimiento y tiene prácticamente las mismas facilidades de limpieza que las anteriores. Sin embargo, tienen una menor resistencia a la dilatación por temperaturas y humedad que las huecas.
  • Tarimas de madera encapsulada. Es el tipo que menos mantenimiento requiere, es muy fácil de limpiar, pero tienen la mínima variación por cambios de temperatura y humedad.

Coloca tarimas en tu jardín 1

Cualquiera de estas maderas sintéticas aguantan a la perfección el paso del tiempo y los problemas que pudiese generar tenerlas instaladas en el exterior de tu casa. Suelen tener un aspecto bastante natural, duran mucho y son muy resistentes.

Asimismo, es importante señalar que no producen astillas, por lo que son más seguras que las naturales. No hace falta pintarlas y no necesitan conservantes para la madera, dado que toleran bien los daños que pueden producir los hongos, los insectos y las termitas.

Sea cual sea la opción que elijas, puedes instalar las tarimas salteadas, en vertical y horizontal, para que tengan un aspecto similar a un suelo de baldosas. También puedes colocar todas en el mismo sentido, con el fin de que den una sensación de orden y minimalismo.

 

Deja un comentario

* Campos Obligatorios

Uso de Cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar los servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso en cumplimiento del Real Decreto-Ley 13/2012. Ampliar información.