Cómo guardar correctamente los productos de limpieza

Los productos de limpieza son nuestros mayores aliados a la hora de mantener impoluto nuestro hogar, ocupando un espacio destacado en cocinas, baños y lavaderos. Sin embargo, pueden ser un verdadero dolor de cabeza llegado el momento de encontrarles un hueco donde guardarlos. Aunque no lo creas, estos artículos deben disponer de un espacio concreto, y en Deco&Lemon te explicamos los motivos. ¡No te pierdas nuestro nuevo post!

Por qué dejar un hueco especial a los productos de limpieza

Actualmente, estamos tan habituados a emplear determinados productos de limpieza que no nos damos cuenta de lo perjudiciales que pueden llegar a ser, motivo por el que debemos tener en cuenta determinadas reglas a la hora de guardarlos y organizarlos. Sobre todo, si nuestra casa está habitada por niños, personas mayores o mascotas.

En primer lugar, nosotros te recomendaríamos apostar por alternativas más respetuosas no sólo con tu familia o entorno, sino con el medio ambiente. Este es el caso de los productos de limpieza ecológicos, elaborados a partir de compuestos libres de químicos que, sin embargo, cumplen eficazmente su función de higiene.

En caso de que tengas que gastar antes tus artículos, presta atención a las etiquetas. Ellas te darán las instrucciones claras para manejar tus productos y su correcto almacenamiento.

Consejos básicos para guardar tus productos de limpieza

Tal y como hemos comentado anteriormente, tu mayor prioridad es dejar estos productos fuera del alcance de niños, ancianos y mascotas. No obstante, existen otras consideraciones a tener en cuenta para un correcto uso y almacenamiento.

Aunque tú no puedas percibirlo, hay varios productos químicos que desprenden aromas capaces de contaminar tu comida, motivo por el que te recomendamos alejarlos de ella, sea cual sea su envase.

Guardar productos limpieza

Además, es muy importante que su ubicación sea un lugar fresco y seco, pues las condiciones de temperatura influyen considerablemente para que estos no se alteren ni pierdan sus propiedades. Si hace demasiado calor o hay mucha humedad, no te plantees ese rincón.

Por otro lado, asegúrate de cerrarlos bien, evitando derrames. Esto también está relacionado con la mezcla de productos, una acción que no es tan buena idea como podrías imaginar. Si la llevas a cabo, podrías generar reacciones inesperadas e incluso tóxicas. Por ello, ¡cada oveja con su pareja!

Vigila la caducidad de cada artículo. Si bien es cierto que, con un uso habitual, lo normal es que los productos no pierdan sus propiedades, es recomendable que eches un vistazo a los botes antiguos por si hubieran cambiado de textura o aroma. Si esto es así, no escatimes y cámbialos para evitar inconvenientes.

Por último, pero no menos importante, te recomendamos lavar las bayetas o trapos que hayas utilizado para evitar humedades o malos olores difíciles de quitar. Una vez estén limpios de nuevo, guárdalos junto al resto.

Esperamos que nuestra información te haya sido de utilidad. Recuerda que en Deco&Lemon te recomendamos apostar por productos de limpieza ecológicos para conseguir un hogar más sostenible y saludable. ¡No lo dudes!

Deja un comentario

* Campos Obligatorios

Uso de Cookies Utilizamos cookies para optimizar tu navegación y experiencia de compra. Al continuar tu visita, consideramos que aceptas su uso. Ampliar información