En el momento de comprar un nuevo calefactor, a muchas personas les viene la duda sobre cuál es mejor, un calefactor cerámico o uno eléctrico. Los calefactores son la solución perfecta para mantener la temperatura de tu hogar caliente en invierno. Por eso, tenemos que elegir uno que se acomode a las necesidades que tengamos. Para ello tenemos que conocer las diferencias básicas y las ventajas que nos ofrecen cada uno de estos calefactores. En Deco and Lemon queremos ayudarte en esta elección con este post. ¡Sigue leyendo!

79010071

Características de un calefactor cerámico

Los calefactores cerámicos son muy similares a los tradicionales, pero con más ventajas. Éstos son más duraderos ya que la cerámica soporta mejor el calor. Por ello, son también más económicos, ya que no los tienes que cambiar tan a menudo y gastan menos energía. Además, este tipo de calefactores no resecan tanto el ambiente ya que no necesita tanto oxígeno. En el mercado puedes encontrar distintos modelos, como de pared, verticales, compactos u oscilantes. En Deco and Lemon puedes encontrar el Calefactor cerámico eléctrico Cecotec Ready Warm 6200 2000W.

79010081

Conoce cómo es un calefactor eléctrico a fondo

Los calefactores eléctricos son más económicos que los de gas. Además, también son más seguros, ya que no necesitas encender una llama ni gas para encenderlo, con conectarlo a la electricidad basta. Esto hace que sean también menos contaminantes que las estufas de gas, ya que no consumen el oxígeno de la habitación.  Por otra parte, este tipo de estufas no requieren de un mantenimiento demasiado complicado, por lo que son muy fáciles de usar. El Calefactor Cerámico Enchufe Con Mando Innovagoods 600W es perfecto para calentar cualquier habitación.

79010063

Diferencias entre un calefactor cerámico de pared y uno eléctrico

Una de las mayores diferencias entre los calefactores eléctricos y los cerámicos es que su capacidad es diferente. Las estufas eléctricas son mejores para espacios pequeños, como baños, cocinas o pequeños dormitorios, ya que su capacidad de calentar es limitada. Por otro lado, son más eficientes en periodos cortos, ya que calientan muy rápido y no necesitan ningún tipo de instalación. Por el contrario, los calefactores cerámicos funcionan mejor en espacios grandes, ya que tienen una mayor capacidad para calentar. Es por ello por lo que, si quieres calentar tu salón o comedor, es mejor usar uno cerámico.

¿Qué es mejor, un calefactor eléctrico de bajo consumo o uno cerámico?

Elegir un calefactor u otro dependerá de la función que le vayas a dar. Si quieres algo duradero y que consuma menos energía, entonces es mejor que compres un calefactor cerámico. Puede que sea más caro, pero ahorrarás más energía con él. Además, reseca menos el ambiente que uno eléctrico. Sin embargo, si quieres algo más sencillo y que no ocupe mucho espacio, te recomendamos un calefactor eléctrico. Con él tampoco consumirás mucha energía y calentarás la habitación más rápidamente.

Si quieres saber más sobre calefactores y estufas, visita la página web de Deco and Lemon. ¡Entra en nuestra web para descubrir nuestro catálogo!