Aprende a tratar la madera en el exterior

La madera natural es una materia perfecta para crear muebles de exterior. Crea un ambiente relajado y acogedor. Sin embargo, el cuidado de este tipo de material no es un trabajo sencillo, dado que se encuentra expuesta a cambios de temperatura, meteorológicos y de humedad. En Deco and Lemon te vamos a dar algunos consejos para que consigas alargar la vida de tus muebles de jardín, patio o terraza.

Cómo cuidar los muebles exteriores de madera natural

Hay maderas que se obtienen de climas tropicales, como la teca o el wengué, que soportan mejor la humedad que otras, como el abedul, que es muy sensible a los daños que el tiempo y el clima provocan en el mueble.

En primer lugar, tienes que limpiar las superficies, antes de aplicar cualquier producto, con el fin de retirar los restos de óxido, salitre, moho, polvo o humedad que se hayan instalado en tus muebles. Basta con que utilices un trapo común o con un estropajo que no desprenda hilos, impregnados de agua y jabón neutro. Asimismo, es también importante que, una vez hecho esto, lijes la madera. Esto permitirá que se absorba mejor después el producto que apliques.

Una vez esté la madera limpia, deja que se seque durante un día entero. No la expongas directamente a la luz del sol, especialmente si es verano y el sol se proyecta en la madera intensamente. Los cambios bruscos de temperatura podrían cuartear el mueble.

Como tratar la madera de exteriores 2

Antes de lijar, busca información acerca del material que vas a tratar, para elegir la lija adecuada, dependiendo de si la madera es blanda, dura o una superficie que debe repintarse. Recuerda lijar siempre en el sentido de las vetas y eliminar posteriormente el polvo que genere este trabajo.

A la hora de elegir un producto, debes tener en cuenta que tiene que estar dedicado especialmente a la protección del sol y la humedad sobre tus muebles. Cerciórate de que el producto que selecciones vaya a cuidar la madera en condiciones óptimas, al menos, durante uno o dos años.

Normalmente, creemos que el primer paso para cuidar la madera es barnizarla, pero muchos no saben que el barniz en exteriores puede resultar muy problemático. El barniz con filtro anti-UV es una buena opción si se aplica como capa final. Evitará, en cierta medida, que el mueble se cuartee, aunque esto es casi inevitable si solo se aplica barniz.

Previamente, piensa en aplicar, en abundancia y de manera homogénea, aceites y lasures con un paño a lo largo de toda la superficie de madera. Estos productos se irán absorbiendo y se filtrarán en el interior, por lo que protegerán el mueble de agua, moho e insectos.

Existen múltiples sistemas de aplicación (rodillos, aerosoles, trapos, etc.). Para no equivocarte, te aconsejamos que sigas los consejos del fabricante para cada producto particular, puesto que no existe una sola manera de aplicar correctamente los tratamientos.

Conoces ya qué es lo que tienes que hacer. Ahora solo tienes que poner estos consejos en práctica. ¡Manos a la obra!

 

Deja un comentario

* Campos Obligatorios

Uso de Cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar los servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso en cumplimiento del Real Decreto-Ley 13/2012. Ampliar información.